PRÓTESIS DE RODILLA

La cirugía de prótesis de rodilla es un procedimiento que todavía no ha conseguido los mismos resultados que otras prótesis como las de cadera. De hecho en la mayoría de los registros internacionales muestran que un 20 % de los pacientes a los dos años de la intervención reportan que no les ha merecido la pena operarse. En esto influyen muchos factores, siendo muy importante las espectativas que tenía el paciente sobre un procedimiento que no conoce, pero sin duda otro factores importantes son el modelo de prótesis elegido y la experiencia del cirujano.

El Traumatólogo le recomienda ponerse una prótesis en la rodilla, o reemplazo de la articulación de la rodilla, cuando tiene un importante desgaste en la articulación que le ocasiona un dolor constante y obliga al uso prolongado de fármacos cuyo consumo prolongado puede ocasionar lesiones serias a nivel de otros órganos.

La artrosis de rodilla se ocasiona por un desgaste del cartílago articular. Esta estructura es un recubrimiento del hueso a nivel de la articulación, cuya función es amortiguar el peso y facilitar el deslizamiento. Cuando el cartílago se desgasta, se produce un roce entre los huesos que forman la articulación que los deforma progresivamente originando en el paciente dolor y pérdida de movilidad.

La intervención consiste en eliminar el hueso desgastado de la articulación de la rodilla y colocar una prótesis. Esta, es una estructura formada por dos elementos metálicos (compuestos de diferentes aleaciones), fijándose uno de ellos al fémur y el otro a la tibia. Entre ambos se coloca una tercera pieza más blanda de polietileno que hace las funciones del cartílago pues amortigua y facilita el deslizamiento.

La intervención quirúrgica de prótesis de rodilla se realiza bajo anestesia (generalmente raquídea), pero es el anestesista quien establece la más adecuada dependiendo de las características del paciente.

Durante la intervención apenas se pierde sangre, pero tras la misma siempre existe un sangrado que, con el uso de recuperadores, puede ser repuesto en nuestro organismo para evitar realizar una transfusión. En ocasiones no está indicado el uso de estos dispositivos o bien es insuficiente, por lo que se deberá someterse al paciente a una transfusión. La sangre utilizada proviene de un donante y pasa los más estrictos controles para evitar la transmisión de enfermedades.

  • Unidad de Rodilla
    Centro Medico Tecnológico
    Plza del Ensanche nº7 - Bilbao
    649 555 320

  • Unidad de Columna
    Clínica Zorrotzaurre
    Ballets Olaeta nº4 - Bilbao
    944 755 000

  • Otras Articulaciones
    Clínica Virgen Blanca
    Maestro Mendiri nº2 - Bilbao
    944 127 011

Dr. Guerrero

El traumatólogo de Bilbao, Dr. José Antonio Guerrero Molina es Jefe Unidad de Rodilla del Hospital de Cruces y especialista en patologías de Rodilla y Lesiones deportivas. Profesor de Traumatología en la Facultad de Medicina de la UPV.

Redes sociales
© Copyright 2020 - Dr. José Antonio Guerrero Molina